Lo Mejor del 2015

Los mejores cómics del 2015!

Los mejores cómics del 2015

El año 2015 comprobó que el renacimiento del cómic—que se puede decir comenzó con el New 52 de DC en el 2011 y la migración de artistas y escritores de las dos compañías grandes de la industria a Image—no ha sido un fenómeno mediático pasajero. Al contrario, el cómic se ha insertado en la cultura popular del siglo XXI como uno de los medios de mayor poder e influencia en el espacio público. Mucho tiene que ver con una ruptura con lo tradicional. El cómic de hoy -por no perder relevancia- se está amoldando a su lector, a la diversidad de experiencias y de identidades que representa y este año no ha sido la excepción. Estas distinciones se pueden ver a lo largo de los cómics seriados, novelas gráficas y web comics.

Las 2 grandes

Primero, salgamos de lo negativo. Las dos compañías grandes (“The Big Two”) emprendieron otro año de eventos con otra ronda de ‘reboots’. Convergence, el evento de verano de DC que pausó todas sus series, intentó enmendar los errores cometidos con el New 52. Los resultados de esta reivindicación fueron mixtos tras ver un regreso a las historias tradicionales que ya se había dicho no tenía que figurar prominentemente en nuevas continuidades. El evento desgraciadamente sirvió como una especie de nostalgia fanática de la continuidad pre-Flashpoint que pedían un regreso a lo que se echó a un lado con el ‘reboot’ del 2011. A consecuencia de esto, las series que salieron de la historia principal no respondieron a los nuevos intereses del lector actual.

Por otro lado, Marvel, revisitó el primer gran evento que desarrolló la compañía: Secret Wars. La historia intentó entrar en el juego de los multiversos que por mucho tiempo le pertenecía casi exclusivamente a DC, pero, al igual que DC, la intención fue desembocar en otro ‘reboot’. Series como Weirdworld de Jason Aaron y Mike del Mundo, y Old Man Logan de Brian Michael Bendis y Andrea Sorrentino demostraron que el universo que Stan Lee creó sí puede coexistir dentro de una fórmula que la nunca les había favorecido. La idea de los multiversos, originalmente fue construida y organizada por DC,  pero en esta ocasión, Marvel se dio la tarea de hacer su propia interpretación con sus obvios tropiezos: la historia principal de Secret Wars (escrita por Jonathan Hickman e ilustrada por Esad Ribic) fue víctima de una improvisación poco pensada que extendió la conclusión del evento de una forma extraña. A consecuencia de esto, la trama principal se desligó de las otras series y el sentido de cohesión que las unía se distorsionó.

Secret Wars v. Convergence o Marvel v. DC

Como evento, Secret Wars es superior a Convergence y Marvel supo aprovechar la oportunidad para reinventar ciertos personajes: los sucesos de SW dieron paso a que una mujer se convirtiera en Wolverine, a que los Avengers admitieran a la nueva Thor al grupo de superhéroes y a que Miles Morales se convirtiera en el Spider-Man oficial de la compañía; pero el impacto de ambos eventos hizo menos ruido de lo esperado por un estigma generalizado de dar nuevamente un giro que los llevara al principio.

Los mejores cómics del 2015

The Vision (Marvel)

Una de las series que ha sido muy prometedora y que nació una vez culminó el evento de Secret Wars ha sido The Vision, escrito por Tom King e ilustrado por Gabriel Hernández. King y Hernández han creado un cómic sobre familias disfuncionales que lee como una combinación de las películas American BeautyRevolutionary Road y The Incredibles. La historia ve a un Vision insatisfecho y confundido que termina creando una familia sintética para intentar relacionarse con aquel elemento humano que define a los otros integrantes de los Avengers. Captain America, Iron Man, Hawkeye y Black Widow todos tienen sus intereses amorosos y Vision quiere participar de la norma: poder compartir en lo humano a pesar de lo sintético. El libreto de King explora aquellos comportamiento que llevan a que una familia falle a favor de lo disfuncional. Hace esto enfocándose en las expectativas que Vision tiene sobre su familia, mostrando al hijo de Ultron como un jefe y creador de familia obsesionado con aquellos aspectos más humanos de su existencia. The Vision es una historia sobre un robot que quiere ser humano, y sobre las ansiedades, presiones y traiciones que vienen con el proceso de conversión. Ahora bien, estos dos eventos no son representativos de lo que fue el 2015 para el medio ya que no todo gira en torno a los superhéroes.

Más allá de lo súper

El año se puede describir mejor como una mezcla entre lo familiar e ideas originales. Series como Saga y Southern Bastards (Image Comics) expandieron sobre sus universos sin sacrificar su calidad narrativa y sin tener que reciclar temas. Una sorpresa fue la serie de ‘one-shots’ que trabajaron Jason Aaron y Jason Latour en Southern Bastards para explorar la periferia de Craw County. Entre ellos vemos un cazador devoto a la cultura religiosa del Sur que piensa que matar en el nombre de Dios constituye un pecado perdonable. Otra historia se enfoca en un intento de salvación en la que un pastor busca rescatar, de forma espiritual, a uno de los criminales más violentos de la organización de Euless Boss. Cada historia, enfocada en un bastard diferente, deconstruye un elemento estereotipado del Sur norteamericano, añadiendo más sangre, más BBQ y más football en el proceso. Todo parece indicar que Southern Bastards tiene mucho para ofrecer en el 2016.

Saga mantuvo un paso firme en el desarrollo de la historia que vio a Marco y Alana contemplando el futuro de su hija. El cómic se parece cada vez más a las narrativas de las cuáles se inspira: Star Wars y The Lord of the Rings. Ahora, son las otras dos series nuevas del autor de Saga, Brian K. Vaughan, las que tomaron a muchos por sorpresa. Estas son Paper Girls y We Stand on Guard. La primera sigue los pasos de las películas The Goonies y Monster Squad, en la que vemos a un grupo de niñas que enfrentan el posible fin del mundo. Cónsono con el estilo de las películas mencionadas, las niñas parecen ser las únicas capaces de salvar el mundo. We Stand on Guard es algo más compleja, sacando sus referencias de la Guerra de 1812 en la que Estados Unidos y Canadá se enfrentaron por territorio y por la legitimización de la recién adquirida independencia de los EEUU. La historia reinterpreta estos sucesos y los enmarca en una historia de ciencia ficción donde el campo de batalla está ocupado por robots gigantescos y armamento tecnológico avanzado. El cómic es sobre la identidad, sobre lo que significa ser norteamericano y sobre a quiénes realmente les pertenece el título.

Clean Room, escrito por Gail Simone e ilustrado por John Davis-Hunt

Comics y Clean Room

Clean Room (Vertigo) por Gail Simone y John Davis-Hunt

La escritora Gail Simone lleva la voz cantante en el renacimiento que Vertigo vio a finales de este año. Junto a Unfollow y The Sheriff of Babylon, Clean Room se siente y lee como un cómic clásico de Vertigo. Nos recuerda aquella época en la que The Invisibles de Grant Morrison y Sandman de Neil Gaiman coexistían como partes importantes de un movimiento cultural mayor. Ahora, Clean Room sigue de forma más cercana la línea de The Invisibles que la de Sandman al ser un cómic de horror sobre realidades distorsionadas. A diferencia de Morrison, Simone recurre al horror para comentar sobre la fragilidad de lo real, siguiendo a una mujer que descubre que la autora de un libro de autoayuda se ha dado la labor de reconfigurar la realidad percibida de ciertas personas. El horror y el miedo que provoca la autora desnuda la psiquis y la enfrentan con una dimensión llena de monstruos. Simone intercambia elementos de ciencia ficción con elementos de horror pero el fin siempre es inspirar terror. Con esta historia, Simone le devuelve poder y relevancia al sello de Vertigo.

Fight Club 2, escrito por Chuck Palahniuk e ilustrado por Cameron Stewart

Lo Mejor del 2015

Fight Club (Dark Horse)

El sueño americano -sugiere Chuck Palahniuk- es un constructo que depende de psiscofármacos, sangre y hostilidad. No debe sorprender entonces que Fight Club 2 use estos mismos tres ingredientes para distinguirse. La historia continúa los sucesos de Fight Club, favoreciendo la novela sobre su adaptación para tener mayor libertad con la representación de sus personajes. Tyler Durden es Sebastian y Sebastian es Tyler Durden, el resultado de un trastorno mental que hace eco en la historia de The Strange Case of Dr. Jekyll and Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson. Sebastian ha logrado contener a su otra identidad, a la segunda persona que comparte su cuerpo, Tyler Durden, encerrado en su mente. Tyler Durden es una idea mal formada, perdida, hasta que Sebastian tiene un problema con sus medicamente y la idea del ‘fight club’ adquiere una visión global. Personas desconocidas pelean entre sí por un ideal anarquista peligrosamente bien pensado. Cameron Stewart ha tomado una dirección muy interesante con los visuales. Ciertas páginas cuentan con imágenes de medicamentos regadas al azar por encima de los paneles, haciendo de la imagen de la pastilla una representación de adicción a lo banal. Esto le da un toque de metaficción a la narrativa, cosa que Palahniuk ya incorpora en la narrativa al tener ciertos personajes haciendo referencia a la versión fílmica del libro en adición a su escrito. Tyler Durden invita a contemplar la libertad absoluta mediante la destrucción de lo social. El cómic es un juego de percepciones y perspectivas en donde el narrador busca engañar con la verdad. En muchos casos, es difícil no darle la razón a Tyler Durden.

The Tithe, escrita por Matt Hawkins y Rahsan Ekedal

Los mejores cómics del 2015

The Tithe (Image Comics)

Quizás ese libro no le parezca gran cosa a aquellos que no se sientan relacionados con la trama. Pero para aquellos que se criaron en un ambiente cristiano-protestante (particularmente en los Estados Unidos), este libro causará muchas reacciones donde el lector pensará: “Contra. Esto es exactamente como lo pintan”. The Tithe trata sobre un equipo del FBI que investiga casos relacionados con estructuras religiosas extremas. En la primera historia del título, un grupo de ciberterroristas llamados Samaritans son perseguidos por robarle a las megaiglesias que, a su vez, le han robado a la gente. El problema expuesto es si las autoridades deben ayudar a los vigilantes que han tomado la justicia en sus manos o si deberían permitir que hagan el trabajo investigativo que agencias, como la propia FBI, debería realizar. El segundo arco (que se está publicando actualmente) trata sobre la creciente islamophobia en los EE. UU. que es raíz de unos ataques. A medida que ha progresado la investigación, se han dado cuenta que los ataques son coordinados por unos miembros en altos puestos que quieren manipular a las masas explotando el miedo. Al final de cada ejemplar, el guionista Matt Hawkins ofrece unos datos históricos sobre religión en los Estados Unidos para ver si van de la mano con las narrativas que actualmente se encuentran en los círculos políticos. Como mencione al principio, el libro adquiere un significado para aquellos que han vivido algunas de estas cosas en carne propia. Y para aquellos que no, espero que les sirva de aprendizaje sobre el tema.

Novelas Gráficas, web-comics y más

El 2015, como era de esperarse, también nos trajo una producción de novelas gráficas que ha sido de excelencia. No solamente pudimos encontrar obras a nivel nacional, sino que también, la representación internacional ha sido seguida muy de cerca por la prensa. Veamos.

The Sculptor por Scott McCloud

Los mejores cómics del 2015

The Sculptor (First Second)

El escritor y teórico de la narrativa gráfica, Scott McCloud, ha logrado crear una historia con la cual todos nos podemos sentir relacionados en un aspecto u otro. Seas un artista en sentido clásico —música, escritura, pintura, etc.— o si consideras que lo que haces para ganarte la vida es un arte, este libro plasma todas las frustraciones y ansiedades que conlleva aspirar a la perfección. David Smith es un escultor que desea hacerse conocido en los círculos de arte. Un día, en un momento de frustración, se le presenta la Muerte y le hace un trato: la habilidad de esculpir todo lo que quiera en cambio de su vida, la cual cobraría 200 días después del pacto. Los planes de David se complican al enamorarse de una chica dentro de ese mismo período y se da cuenta que el amor es otro arte que requiere mucha habilidad. McCloud escribe en parte desde su experiencia personal con el amor, lo cual resulta en uno de los libretos más humanos que se han visto en años recientes. El arte (también por McCloud) refleja mucha de esta naturaleza y maleabilidad de las emociones que van desde lo decadente hasta lo sublime. En fin, un excelente que es altamente recomendado.

 

Las Meninas por Santiago García y Javier Olivares

Los mejores cómics del 2015

Las Meninas (Astiberri)

Parecería que uno de los grandes temas del 2015 ha sido el arte y la angustia. Sin embargo, en lugar de tratar sobre lo que ocurre antes de crear una obra, el enfoque principal de Las Meninas yace en lo que ocurre después que una obra ha transcendido su tiempo. Como el nombre sugiere, Las Meninas está basada en la obra del pintor español Diego Velázquez, que ha sido el centro de estudios artísticos por más de tres siglos. La trama principal del libro concierne el momento en que Velázquez fue nombrado caballero en 1658. Como de costumbre, un oficial de la corona es enviado a investigar sobre el pasado de quien ha sido nominado para el título con el fin de no encontrar datos indeseados. La narrativa de la historia funciona en secuencias de flashbacks cada vez que el oficial entrevista a alguien nuevo que pueda tener alguna inherencia en la vida del pintor. A esto se le añade una serie de viñetas entre medio de la narrativa que cuentan minirelatos de futuros artistas que fueron influenciados por Velázquez, y la lista de personajes que aparecen en estos intermedios van desde teóricos franceses como Michel Foucault hasta el español Pablo Picasso. A lo largo de la historia ha existido una tradición de adaptar, reinventar o reinterpretar la obra de Velázquez en distintos medios y este cómic por Santiago García y Javier Olivares pertenece a esa tradición. Al terminar el año 2015, este libro ha sido galardonado con el Premio Nacional del Cómic 2015 y el Premio de la mejor obra española en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona 2015.

Nimona por Noelle Stevenson

Los mejores cómics del 2015

Nimona (Harper Collins)

Mucha de la literatura épica que sitúa su base sobre los relatos medievales presenta la maleabilidad de un estilo narrativo que ha logrado mantenerse presente aún en el siglo 21. Amamos estas historias basadas en la nobleza de estos valientes caballeros y sus misiones divinas: tenemos historias sobre importantes cruzadas de caballeros seleccionados por Dios mismo, las cortes del Rey Arturo, la búsqueda del Santo Grial, la misión de destruir un poderoso anillo, la tarea de matar a un peligroso dragón. En ocasiones, tenemos a Nimona, la típica historia de castillos, tiburones, rayos láser, caballeros, centros de mando con tecnología digital y mucha, mucha, mucha maldad. Noelle Stevenson (Lumberjanes, Runaways) nos trae este excelente compendio de relatos no tan medievales que giran alrededor del caballero oscuro, Ballister Blackheart, y su más reciente secuaz, Nimona.

 

Strong Female Protagonist escrita por Brennan Lee Mulligan con arte de Molly Ostertag.

Los mejores cómics del 2015

Strong Female Protagonist (Top Shelf)

Al igual que Nimona, Strong Female Protagonist (SFP) tuvo su nacimiento como webcomic, algo que nutre y da vida a la peculiaridad de las historias que son representadas en ambos libros. SFP es una historia tipo bildungsroman o historia formativa que trata sobre una joven que utiliza sus superpoderes casi a modo de metáfora de la capacidad de cada cual y el poder de transformar un paso a la vez. Narra las aventuras de Alison Green, una chica “biodinámica” que tuvo vida como superhéroe que quiere dejar a un lado su pasado y retomar su vida normal. La escritura logra transmitir las ansiedades de Alison, de sus compañeros y su familia una vez un supervillano amenaza con destruir a sus personas más cercanas. El libro explora los temas de la identidad, la explotación por un bien común y los sacrificios de aquellos que tienen más capacidades para realizar cambios sistémicos. Este libro, fue publicado a finales del 2014 pero no por eso debe pasar por desapercibido.

Democracy escrito por Alecos Papadatos, Abraham Kawa, Annie Di Donna y con arte de Di Donna.

Los mejores cómics del 2015

Democracy (Bloomsbury USA)

Parte del equipo que nos trajo la excelente obra Logicomix: An Epic Search for Truth (Bloomsbury Publishing), nos entregan Democracy un novela que da cuenta sobre los inicios de uno de nuestros sistemas políticos más cotizados. Democracy da inicio en el año 490 aC, con una Atenas en estado de guerra. El héroe de nuestra historia se llama Leander y está tratando de despertar durante una mañana a sus compañeros de batalla ya que se acerca un enemigo mucho más poderoso, y esto se utiliza como pretexto para comenzar a relatar su historia. Da testimonio del mal que representó el régimen tiránico y que luego daría forma a un nuevo sistema político. Democracy narra la audacia de los personajes, el peligro, la mitología y las grandes ideas de esos grandes pensadores que al día de hoy fundamentan nuestra política y que dieron nacimiento a la democracia.  

En fin, este año nos regaló mucho pero no podemos esperar a ver que nos traerá el 2016 así que, ¡hasta la próxima!


Este artículo fue redactado por el equipo de Entre Paneles: Gabriel Alejandro, Verónica Muñiz-Soto, Ricardo Serrano y Jean-Carlo Pérez. 

Please like & share:
0